JURISDICCIÓN PENAL INTERNACIONAL

23.01.2015 09:39
La jurisdicción penal entre sus principales funciones está la de perseguir y sancionar al infractor, es complementaria a la existente jurisdicción penal nacional.  En los casos en los que la jurisdicción penal es ineficaz o muestra evidentes trazos de impunidad sobre determinados delitos, actúa la jurisdicción internacional. 
 
El Estatuto de la Corte Penal Internacional se aprueba en Roma el 17 de julio de 1998, siendo ratificado por sesenta Estados hasta el 11 de abril de 2002, y entra en vigor, de forma general, el 1 de julio del 2002. 
 
Dicho tribunal tiene por finalidad enjuiciar a los individuos que cometan crímenes de genocidio, lesa humanidad, guerra y agresión de acuerdo con la definición que de ellos hace el propio Estatuto. Estos delitos generan responsabilidad penal individual, independiente de la intervención del Estado. 
 
Cuando el sujeto activo tiene conciencia de "destruir total o parcialmente a un grupo" específico: nacional, étnico, racial o religioso, se comete Genocidio. Se pueden presentar cinco modalidades cruentas de delitos por genocidio: matanza, lesión grave a la integridad física o mental, sometiendo a condiciones que acarrean su destrucción física total o parcial, impidiendo su reproducción o nacimientos, y el traslado forzado de sus niños. 
 
CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD
 
Se producen cuando el sujeto activo tiene conciencia de ejecutar "atacar de forma generalizada o sistemática contra la población". Las modalidades que presenta son: asesinato, esclavitud, deportación o traslado forzoso de población, tortura, violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, desaparición forzada de personas, esterilización forzada y otros abusos sexuales de gravedad comparable. 
 
CRÍMENES DE GUERRA Y AGRESIÓN
 
Los elementos teóricos para humanizar la guerra surgieron en las Conferencias de Ginebra de 1864, la Declaración de San Petersburgo de 1868 y las Convenciones de la Haya de 1899 y 1907, consolidados a partir de la segunda guerra mundial. Existe una extensa lista de modalidades de configurar este crimen internacional. En el conflicto armado se cometen crímenes de guerra en distintas situaciones: "agresión a los civiles o bienes protegidos, tortura de prisioneros militares, utilización de armas prohibidas para causar grandes estragos, agresiones a quien no participe directamente en las hostilidades, incluidos los miembros de las fuerzas armadas que hayan depuesto las armas, y los que hayan quedado fuera de combate por enfermedad, lesiones, detención o por cualquier otra causa".